lunes, 17 de marzo de 2008

La cantante calva.

Miuel Salinas-Jose maría pedrosa-Irina Alonso
Romina Sznaider-Pablo Caramelo- Viviana Eljaber




José María Pedrosa, Irina Alonso, Viviana Eljaber,
Miguel Salinas, Pablo Caramelo, Romina Sznaider
Voz en off: Alfredo Alcón

Fotos de ensayo: Darío Szulewicz (El Suburbano, 1996)



Diseño gráfico: Marina Frank- Foto de tapa: Julio Grimblat



algunos bocetos preliminares

Las agujas de reloj en la pared, marcan el tiempo en forma desordenada y caótica. Se tuvo que desechar la idea de la escalera (como entrada y salida de Bombero) por imposibilidades técnicas del espacio escena.


Los sillones van cambiando de lugar en función de las "jerarquías dramáticas"de las escenas, hasta el final de desorden y desarmado.


En la puesta del primer año, el piso era una carpeta descartable de papel que se desintegraba y rompía a medida que avanzaba la obra. Para el segundo año se realizó un piso flotante de madera pintada de blanco brillante.

Maqueta definitiva
La cantante calva de Eugène Ionesco

Espacio de límites difusos; una zona-isla delimitada apenas por un muro blanco y una línea de sillones de tonos primarios saturados : Habitación de estar y recepción del matrimonio Smith: zona intermedia entre el mundo exterior y "su" mundo interior (que jamás conoceremos). En el muro, como incrustadas, las agujas de un enorme reloj giran marcando desordenadamente el tiempo. Una escalera alta descansa contra la pared invitando, parece, a treparla. Será Bombero quien escape por ella. En cada extremo del muro, una puerta. Una de ellas, la de calle, próxima al grupo de sillones, está invertida, "de cabeza". La otra comunica con el interior de la casa generando un adentro y un afuera ambiguos : El Sr. Martin podría, seguramente comprobarlo. La puerta de entrada es sólo para entrar porque nadie "sabe" usarla para salir. Sólo Mary usará todas las posibilidades de entrada y salida y recorrerá, inocente y sin prejuicios, todo el espacio "interior" y el" infinito exterior" con naturalidad y sin convenciones teatrales ni de las otras. Los respaldos de los sillones completan el encierro acentuado por las espaldas de los personajes, quienes no pueden o no quieren mirar hacia "afuera". Los sillones, en función dramática, irán rodando, circulando y desarticulando la sintaxis inicial.Los Smith parecen estar aquí adentro desde siempre. Los Martin entrarán; sólo entrarán.

Diseño de escenografía y vestuario: Silvia Spina
Realización de vestuario: Débora Teplitzki
Asistencia de realización y técnica:
Manuel Adduci Spina
Con bella dirección general de Gabriel Szulewicz
Producción cooperativa de actores, creativos y técnicos
Teatro IFT y Espacio El Suburbano
1995-1996


3 comentarios:

manuloop dijo...

en esa ficha falto yo, que tantas veces pegué y despegué ese papel del piso, además de manejar las luces, tira el tacho y demás menesteres.

buenos recuerdos!

silvia dijo...

Manuloop, no se me apresure, hombre!
Aún me falta cargar las fotos y folletería.

silvia dijo...

Sres. Patitos, ¿qué les parece ahora?